Clemente, en la víspera de la gloria

19357622_10154651341682393_1732522784_nClemente, en la víspera de la gloria, es el más reciente libro del historiador y comentarista político Néstor Duprey Salgado. El autor ha publicado 4 libros, así como ha editado diálogos y participado de publicaciones en las que se han incluido ensayos sobre diversos temas.

Este es su primer libro sobre deportes. A Duprey Salgado lo vimos en vistas senatoriales, conferencias de prensa de autonomistas, y en actividades políticas soberanistas. Es uno de los comentaristas del programa Fuego Cruzado. Algunos lo ven como el peso pesado de los comentaristas de noticias. No tanto por lo que diga la báscula, sino por enfrentarse todas las tardes a Ignacio Rivera y Carlos Gallisá en una emisora denominada, curiosamente, como Radio Paz.

Duprey Salgado nos presenta en Clemente, a la víspera de la gloria, una narración documentada y amena, que acompaña con fotos de los coleccionistas más connotados del país, caricaturas del yaucano Carmelo Filardi, de Miche Medina, y estadísticas, así como con citas de artículos de periódicos (El Mundo,The San Juan Star, El Imparcial, El Nuevo Día, Newsday, The Sporting News y The Pittsburgh Post Gazette, entrevistas realizadas a diversos actores que vivieron el tiempo estudiado de 1969 a 1971.

El libro está dividido en 15 capítulos.
1- Entre los 3,00 hits y el retiro
2- La llegada de Clemente
3- A oscuras y con lluvia
4- A brazo limpio
5-San Juan contra el itinerario
6- Dos Regalos
7- Hay que fajarse
8- Un pitcher cada tres entradas
9- Activo y suspendido
10- Despiertan los Senadores
11- El sueño de Roberto
12- Un homenaje rumbo al playoff
13- Clemente vs. Robinson
14. El retiro…de Puerto Rico
15- La Gloria

El autor nos cuenta en el prólogo su pasión por el béisbol. Ese deporte que muchos vemos como un concierto en el que los atletas marcan pasos de ballet. Para Duprey se trata de su primer amor.

A Clemente lo vi jugar poco, y la primera vez que lo hice fue en 1970, por accidente, y a regañadientes. Era el 1970. Tenía 8 años. Sucede que estaba viendo la tele un sábado por la tarde a El Gordo y el Flaco (Laurel and Stanley), cuando de momento llegó mi hermano mayor, Andrés, y me cambió de canal, así porque sí, porque estaba jugando los Piratas contra los Cardenales de San Luís. Los Piratas de Clemente contra los Cardenales de Lou Brock. Ahí descubrí el béisbol.
Ese año, Clemente fue, de los jugadores regulares de los Piratas, el que participó en menos encuentros, (108 ) y terminó con promedio de .352 con 14 HR y 60 RBI. Conectó 10 triples de los 70 que conectaron los Piratas. José Antonio Pagán jugó esa temporada en 3B-LF-RF-1B-2B. 1970.

El libro nos presenta a Clemente en un periodo de transición, de jugador a dirigente. De perseguidor de una meta, los 3,000 hits, a visualizare como mentor de una novena.
Duprey Salgado recoge la experiencia de Clemente como mentor en Río Piedras con Caguitas Colón, en el Circuito de Béisbol Aficionado, durante la temporada de 1963, los Senadores de San Juan de José “Pepe” Seda en 1964, tras el despido de Carl Elmer, y su experiencia con los Senadores durante la temporada de 1970-71. No incluye la experiencia de Clemente en el Campeonato Mundial de Nicaragua en 1972. Porque se concentra en los Senadores de Clemente.

19369450_10154651354147393_977191510_nEse equipo de los Senadores ganó 37 juegos y perdió 30 en esa temporada. Clemente contó con José Miguel Morales, Mike Jorgensen, Dave Cash, Coco Laboy, Freddie Pateck, Polilla Ortiz, Al OLiver, Ken Singleton, Manny Sanguillén, Luis “Pimba”Alvarado, Leroy Stanton, Mako Oliveras, Iván De Jesús, Elwood Huyke, y con los lanzadores Ken Brett, José Rafael Santiago, Jim Colburn, Bill Denehy, Eduardo Acosta, Jacinto Camacho, Gilberto Rivera, Emiliano Rivera, Miguel Cuellar, Papo Dávila y Ricardo Santiago. Se eliminaron en la semifinal con los Cangrejeros de Santurce.

1- Entre los 3,00 hits y el retiro
Duprey Salgado comienza su relato en la primavera de 1970. Con la ciudad de Bradenton, Florida como escenario de un jugador que dominó la década del 60 con 4 títulos de bateo. Y nueve guantes de oro. Jugando en una ciudad con un mercado mediático pequeño, que nunca compara con Nueva York, Los Ángeles, San Francisco o Chicago, como subraya Duprey Salgado. El autor nos presenta una crónica de Milton Richman, este no tiene nada que ver con Milton Friedman, el evangelista del neoliberalismo, sino del cronista deportivo de Prensa Unida Internacional, en la que retrata a un Clemente deprimido en 1969 por sus dolencias que fue convencido por Vera Cristina Zabala, de no retirarse. Ese año, Clemente bateó .345 con 19HR y 91RBI. Clementeb perdió más de 200 partidos por lesiones en su carrera. ¿Cuantos hits habría conectado si solo hubiera perdido la mitad de esos encuentros?

2- En el capítulo La llegada de Clemente, Duprey Salgado nos ofrece una columna del cxronista Charle Finney, para el Pittsburgh Post Gazette, reproducida por The Sporting News, donde se refiere a unas declaraciones del HOF Frank Robinson, donde recalca la diferencia entre dirigir en MLB y las ligas invernales. “Clemente disfrutará dirigiendo”, indica Robinson, “Encontrará la diferencia entre jugar”. Pero agrega, que dirigir en el béisbol invernal, es diferente porque los intereses de todos los actores van por diferente camino, el jugador debe trabajar un aspecto en particular, el dueño del equipo realiza una inversión para ganar y la fanaticada no quiere ir a un parque a ver su equipo perder.

3- A oscuras y con lluvia

Se trata del partido inaugural del 22 de octubre de 1970, cuando falló la energía eléctrica, la lluvia bautizó el parque y los fanáticos abarrotaron las gradas. Duprey Salgado rescata una sabrosa narración del lanzador Bill Denehy, que deben leerla como si se tratara de esta tarde en Ponce.
En ella relata el impasse entre Clemente y Robinson sobre las condiciones de juego en el parque y el amotinamiento del público, y cómo Clemente logra salvar la situación recalcando a Robinson que debe ser él quien se dirija a los fanáticos. Se lo vas a decir tú, le dijo Clemente y Robinson recapacitó, “déjame ver nuevamente”, vamos a hacer unas tiradas y ver si se puede jugar”.

4- A brazo limpio, trata del encuentro entre Ken Brett (Senadores) y Bill Lee (Indios), compañeros de los Medias Rojas de Boston.

5-San Juan contra el itinerario

6- Dos Regalos
Los Senadores recibieron a Mike Cuellar y Palillo Santiago, que comenzó su carrera como narrador y comentarista.

7- Hay que fajarse
Relata la discusión entre Clemente y Cuellar, por su pobre actuación. “Si no estás en condiciones de dar el todo entonces no debes jugar”, dijo Clemente.

8- Un pitcher cada tres entradas
Luis Romero Cuevas, de El Mundo,da cuenta de la combinación de Bill Denehy, Jim Lonborg y James Colburn, en la victoria 9-2 sobre los Cangrejeros, el 13 de diciembre, cuando Clemente decidió implementar el sistema de tres lanzadores por cada tres entradas como en los Juegos de Estrellas de MLB.

9- Activo y suspendido
Duelo entre Palillo Santiago y Rogelio Moret, del 19 de diciembre, en el que expulsaron a Mako Oliveras por discutir el conteo del árbitro John Rosss a favor de Elrod Hendricks, y cuando Clemente salió del dogout enfurecido chocó con el Umpire a quien tomó por el hombro. Duprey Salgado documenta este episodio con fotos, y la verdad que en ese momenbto no se le podía hacer un chiste a Mako Olveras. Fue suspendido. El 22 de diciembre El Mundo publicó que los Senadores activaron a Clemente.

10- Despiertan los Senadores

11- El sueño de Roberto
La Ciudad Deportiva que soñó el astro para que los niños y los jóvenes disfrutaran de los deportes. Duprey Salgado reproduce una columna de René Molina, La escuela de dirigentes del Caribe, donde examina el estilo de dirigir de Clemente y su filosofía, así como el reto de dirigir en MLB. `

12- Un homenaje rumbo al playoff.
Ponce. Clemente debutó esa temporada en el Paquito Montaner, el 3 de enero de 1971. En este capítulo se destaca la participación del gobernador Luis A. Ferrré en la ceremonia de entrega del Guante de Oro Rawlings a Clemente, el 10 de enero en el Hiram Bithorn. Clemente había hecho campaña por Roberto Sánchez Vilella.

13- Clemente vs. Robinson
Robinson ganó 8 de los 12 juegos contra los Senadores. Duprey nos indica que “para Roberto Clemente el final de su experiencia como dirigente del San Juan en la temporada 1970-71 tuvo un sabor agridulce. Aunque había logrado en su primera experiencia como mentor a tiempo completo llevar a los Senadores a la postemporada, recibió muchas críticas, tanto en la temporada regular como en las semifinales.

14. El retiro…de Puerto Rico.
En un aparte con la prensa durante el maratón San Blás de Coamo, Clemente afirmó que no dirigirá ni jugará más en Puerto Rico mientras jugará dos años más en MLB. Y regresó a Bradenton donde lo entrevistó Charley Finney.

15- La Gloria. El hit 3,000. Su próxima meta dirigir en MLB. Su deceso al salir de San Juan hacia Nicaragua.

Roberto Clemente, en la víspera de la gloria, es un libro indispensable para el deportista puertorriqueño. Es una gran aportación de Néstor Duprey Salgado al acervo cultural deportivo de nuestra sociedad. Es una lectura amena, interesante y bien documentada. Nos lleva a finales de los 60 y principios de los 70. Nos transporta a un momento en que la crónica deportiva era la orden del día en las páginas de los diarios nacionales.

Nos invita a la reflexión sobre la heroicidad, sobre la era pre-cupones, sobre el deporte como portaestandarte nacional, sobre la economía política del deporte, sobre la sociología deportiva, y también, en esos retazos sobre la estrategia de juego nos sumerge en aspectos de la psicología deportiva.

RC NicaraguaNo quiero finalizar, sin dar unos datos sobre el Clemente que dirigió en el campeonato mundial de Nicaragua, de 1972.

En este campeonato, celebrado en 1972, se registró el mayor número de participantes hasta ese momento, con 16 equipos. Se implantaron treinta y cuatro nuevos récords y se igualaron siete, tres de ellos sin permitir hits ni carreras. Resultó campeón el equipo Cuba.

Puerto Rico (9-6)
Luis R. Colón, Sandalio Quiñones, Rogelio Negrón, Luis Mercado, Juan Pachot, Evaristo Roldán, Alcides Curet, Juan Martínez, Miguel Mangual, José A.Valentín, Carlos Ramos, Luis Torres, José Garay, Luis Renovales, Pedro García, Sigfredo Alicea, Julio C. Roubert, Luis G. Andujar, Bruno Vachier, José González.

¿Pudo haber dirigido Clemente en las Grandes Ligas? Esa es una interrogante que no se puede contestar. El racismo de los 60 y 70 fue muy fuerte. Y Frank Robinson fue una excepción casi necesaria, especialmente después que Jackie Robinson dijera que faltaba hacer justicia a los afroamericanos con el nombramiento en propiedad como dirigentes de Grandes Ligas.

Han dirigido en Grandes Ligas desde 1975, los siguientes jugadores afroamericanos.
Frank Robinson 16 1975 2006 1065 1176 .475
Dusty Baker 22 1993 2017 1808 1597 .531
Cecil Cooper 3 2007 2009 171 170 .501
Larry Doby HOF 1 1978 1978 37 50 .425
Davey Lopes 3 2000 2002 144 195 .425
Joe Morgan 4 1988 1991 301 262 .535
Willie Randolph 4 2005 2008 302 253 .544
Dave Roberts 3 2015 2017 134 98 .578
Jerry Royster 1 2002 2002 53 94 .361
Juan Samuel 1 2010 2010 17 34 .333
Cito Gaston 12 1989 2010 894 837 .516
Ron Washington 8 2007 2014 664 611 .521
Don Baylor 9 1993 2002 627 689 .476
Hal McRae 6 1991 2002 399 473 .458

Han dirigido en Grandes Ligas, los siguientes jugadores latinos:

 

Manny Acta 6 2007 2012 372 518 .418

Sandy Alomar 1 2012 2012 3 3 .500

Felipe Alou 14 1992 2006 1033 1021 .503

Preston Gomez 7 1969 1980 346 529 .395

Fredi Gonzalez 10 2007 2016 710 692 .506

Mike Gonzalez 2 1938 1940 9 13 .409

Ozzie Guillen 9 2004 2012 747 710 .513

Tony Pena 4 2002 2005 198 285 .410

Tony Perez HOF 2 1993 2001 74 84 .468

Luis Pujols 1 2002 2002 55 100 .355

Rick Renteria 2 2014 2017 103 125 .45

Edwin Rodriguez 2 2010 2011 78 85 .479

Cookie Rojas 2 1988 1996 76 79 .490

Carlos Tosca 3 2002 2004 191 191 .500

Marty Martinez 1 1986 1986 0 1 .000

 

Cito Gaston, con Toronto, es el úrico dirigente afroamericano en ganar una Serie Mundial. Lo hizo hace 25 años.
Este libro es una aportación de Duprey Salgado para el béisbol y a la cultura borriqueña en momentos en que más que nunca, nuestro béisbol sufre un golpe económico que puede provocar que se nos olvide hasta de nuestra propia historia. El béisbol, arte en movimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s