La solidaridad es una muestra de amor

“El amor al prójimo no conoce límites ideológicos ni confesionales.» –

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a por los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío,
Cuando finalmente vinieron a por mí,
no había nadie más que pudiera protestar.»

32xOscarAgradezco la invitación que me ha hecho el comité organizador de esta actividad de solidaridad con Oscar López Rivera . Al amigo Evelio Torres Brocco junto al profesor Remí Trujillo y al documentalista Francisco Saéz Cintrón agradezco esta oportunidad para pronunciar unas breves palabras durante la tarde a nombre de los ciudadanos de ese noble pueblo de Guayanilla, palabras desde el espacio cívico no sectario, confesional o partidista.

No es frecuente ni común que un periodista sea llamado a una actividad como esta a brindar un mensaje. Cuando nos convocan es para que le demos cobertura y publiquemos una convocatoria, nota, crónica, reportaje, artículo o comentario.

Acepté la invitación porque se trata de una actividad de solidaridad, donde se han unido prácticamente todos los sectores ideológicos y confesionales. Se trata de una extraordinaria manifestación de amor y solidaridad. Aclaro que mis palabras no representan necesariamente el sentir de mis empleadores ni de las asociaciones profesionales a las que pertenezco.

Inicié esta participación mencionando las palabras del reverendo luterano alemán, Martin Niemöller.
Y es que fundamentalmente de lo que se trata esta actividad es precisamente del valor de la solidaridad como una manifestación real del amor, como una muestra sencilla y al mismo tiempo profunda de amor.

Y es que no conozco personalmente a Oscar López Rivera, al igual que la mayor parte de los que nos encontramos aquí. No he estrechado su mano. No hemos tomado café en nuestras residencias, No nos hemos visitado. No estuve a su lado cuando lo acusaron y arrestaron. Tampoco he ido a la cárcel a visitarlo. No fue compañero de estudios, no fue mi vecino, no lleva mi apellido. Me imagino que la mayor parte de los que están aquí hoy están en las mismas condiciones. Pero estamos aquí para mostrar solidaridad con este hombre que permanece tras los barrotes a pesar de haber cumplido 32 años encerrado por un delito que por su propia naturaleza es de carácter político.

¿Qué es la Conspiración Sediciosa?, me preguntaba hace poco mi querida Karla, quien dicho sea de paso estuvo dentro de la celda simbólica que se colocó en la Plaza Las Delicias de Ponce. Le contesté brevemente que Conspiración Sediciosa no era otra cosa que el delito de pensar y expresarse a favor de un nuevo sistema de vida. Por eso fue acusado, juzgado y crucificado Jesús. Por eso Gandhi era un peligro para los británicos, Mandela para los sudafricanos y Pedro Albizu Campos para el coloniaje insular.

Para explicar esto recomiendo dos libros fundamentales; Perilous Times: Free Speech in Wartime from the Sedition Act of 1798 to the War on Terrorism, del abogado experto en Derechos Civiles y profesor en Derecho Constitucional, Geoffrey R. Stone. Y también le recomendé La Mordaza, de la Dra. Ivonne Acosta Lespier. De ambos textos podemos obtener información valiosa que nos ayudan a entender el alcance del delito de Conspiración Sediciosa, especialmente desde el punto de los que defendemos el derecho a la libertad de expresión y de palabra.

En estos días se puede acceder a información a través de Wikipedia, hay que tener cuidado porque a veces uno encuentra una colección de incorrecciones, las mismas que llevan a los estudiantes a cometer Copy and Paste y lucir mal ante sus profesores. Así las cosas, con la ayuda de los libros de Stone y Acosta, pasé a explicar brevemente que quería decirle cuando me refería que el delito de Conspiración Sediciosa es uno de carácter político y un atentado contra la palabra al que todo periodista que se precie de serlo debe oponerse.

Y es que Conspiración Sediciosa – contenida en el Título 18 del Código de Estados Unidos, en su número 2384, es cuando dos o más personas en cualquier estado o territorio, o en cualquier lugar sujeto a la jurisdicción de Estados Unidos, conspire para derrocar, o destruir por la fuerza el Gobierno de Estados Unidos. Es un delito que ha evolucionado con el tiempo, que se ha renovado, que se ha actualizado.

Para ser culpable de Conspiración sediciosa no se tiene que cumplir con el crimen presuntamente planificado. Señores, se trata propiamente dicho de la acusación política perfecta. El delito político infinito. El crimen político perpetuo. Y es que al que se le acusa de eso es casi imposible zafarse. Y cuando buscamos las raíces de ese delito encontramos que bajo el gobierno de Estados Unidos, fue en 1798 que el entonces presidente John Adams firmó la Ley de Extranjería y Sedición. Adams no es extraño a Puerto Rico. Ya en 1783 había manifestado su interés de que la isla al igual que Cuba fuera anexada a lo que hoy es USA, contrario a Tomás jefferson que prefería siguieran bajo dominio de España en lo que se daban las condiciones favorables para arrebatarlas cuando fuera propicio el momento.
Fundamentalmente era una ley para acallar la crítica al encarcelar por dos años a quienes se opusieran al gobierno y sus leyes, pero además escribieran y publicaran artículos maliciosos, falsos y escandalosos contra el Presidente y el Congreso, es decir censurar la disidencia. La ley de sedición es la censura contra la disidencia.

Curiosamente en esa ley no se incluyó la figura del Vicepresidente, que en esa época era Jefferson, archienemigo político de Adams. Curiosamente esa ley expiró en 1801, precisamente cuando Jefferson tomó posesión como presidente, pero ya Adams había hecho fiesta procesando a los seguidores de Jefferson. Contradictoriamente los libros de historia de USA dicen que ambos eran amigos. !Vaya amigos!

Es interesante que en septiembre mientras en Puerto Rico se celebra el Grito de Lares, en Estados Unidos celebran la publicación de su primer periódico. Public Occurrences. Y también celebran la fundación de la escuela Graduada de Periodismo en la Universidad de Columbia. En Lares conmemoran el grito y en Boston y Nueva York, la libertad de prensa. Sería bueno que el presidente Barack Obama, negociador político, estratega legal y diplomático de guerra, libere a Oscar López Rivera para honrar esas dos conmemoraciones. Ambas conmemoraciones que han estado bajo el asecho de la Conspiración Sediciosa.

Los estudiosos subrayan que el gobierno de Estados Unidos, curiosamente, nunca ha ganado un caso de sedición contra organizaciones de la extrema derecha, y solo han colocado unos esfuerzos extraordinarios en procesar contra independentistas de Puerto Rico y comunistas en los estados de la federación.

En 1917 se aprobó la Ley contra el Espionaje, para castigar con 20 años y $ 10 mil dólares de multa a quien publicara información falsa contra la Marina de Guerra y las Fuerzas Armadas de Estados Unidos con la intención de fomentar el amotinamiento, resquebrajar sus operaciones y obstruir el reclutamiento.

Las leyes de Conspiración Sediciosa y sus variantes se modernizan o reforman periódicamente para ajustarlas a los tiempos. La ley contra el espionaje fue enmendada en 1918 para incluir dentro de su enfoque cualquier declaración que criticara al gobierno de Estados Unidos. En 1940 se aprobó la famosa Ley Smith, que en Puerto Rico tuvo su “copy and paste” en la llamada Ley 53 de la Mordaza. La ley Smith convirtió en delito formar parte de organizaciones que se opusieran a las leyes de Estados Unidos. Curiosamente fueron procesados socialistas y comunistas por esa ley, mientras que organizaciones nazis y de extrema derecha tuvieron una suerte extraordinaria.

La Ley 53 de Mordaza”, declaraba delito grave, el,”fomentar, abogar, aconsejar y predicar la necesidad, deseabilidad y convivencia de derrocar, paralizar y destruir el Gobierno Insular de Puerto Rico y las subdivisiones políticas de este por medio de la fuerza y de la violencia”. También hacia ilegal el imprimir,publicar,editar,circular, vender, distribuir o públicamente exhibir con la intención de derrocar, paralizar o destruir el Gobierno Insular o cualquiera de sus divisiones políticas. Eso, hoy día, se llama Copy and Paste. Esa ley sirvió para demonizar y encarcelar a los dirigentes nacionalistas puertorriqueños.

En 1967 se trató de usar las actas de sedición contra opositores a la guerra de Vietnam, que fueron acusados de “tresspassing” luego de que la Policía de California tratara de acusarlos de sedición por sentarse frente a un centro de reclutamiento militar en Oakland. En Puerto Rico se ha hecho desobediencia civil en la pasada década como para que se le otorgue a las organizaciones de derechos civiles y humanos un doctorado honoris causa, precisamente por el delito de tresspassing.

Y llegamos a 1981. Oscar López Rivera fue sentenciado a 70 años a por el delito de conspiración sediciosa. Conspiración sediciosa hoy como en los tiempos de John Adamas se usa para acallar voces y precisamente porque la evidencia sobre actos criminales es débil o nula. Ya eso es parte de la historia. En 1999, Rivera López rehusó la clemencia condicionada por parte del presidente Bill Clinton porque había otros presos políticos confinados.

Se han sometido otros casos después de 1981 contra otros ciudadanos estadunidenses pero eso es material para otra investigación. Nuevamente recomiendo el libro Perilous Times, del profesor Stone y La Mordaza, de la Dra. Acosta. Y los refiero también al Patriot Act.

En el caso de López Rivera, 32 años ha sido un castigo muy duro. Y hoy miles se han unido a la petición de excarcelación en diferentes partes del mundo, gente de diferentes credos e ideologías. Como ocurrió durante este domingo en Guayanilla.

Así las cosas hoy decenas, cientos, miles se han unido a las actividades para solicitar la excarcelación de Oscar López Rivera. La Junta Federal de Libertad Bajo Palabra es un terreno muy duro porque las agencias de procesamiento siempre se van a oponer y si se trata de un militante por la independencia mucho más. Y a eso hay que agregar que las cárceles En Estados Unidos son empresas con fines de lucro.

Lo cierto es que para llevar tanto tiempo encarcelado sin que su sensibilidad se haya minado hay que tener una espiritualidad muy alta, una solidaridad a prueba del tiempo y un sentido del honor indestructible. Como dije al principio, nunca lo he visto en persona y nunca he estrechado su mano, pero a través de actividades como ésta, aunque sea en la distancia física, se logra alcanzar la comunicación más plena que es la del corazón y la mente a través del amor que representa la solidaridad.

He escuchado a algunas personas preguntar que si de verdad Oscar López Rivera quiere salir en libertad. Son preguntas retóricas de gente de bajo espíritu, porque todo ser libre sabe que el confinamiento, más si es político no agrada a nadie porque es u crimen. Y acto seguido dicen que si es hombre que aguante hasta cumplir la condena de 70 años. Como si haber pasado 32 años no fuera evidencia de la capacidad de resistencia, de desprendimiento y de solidaridad.

Afortunadamente son menos los insolidarios. Y en Guayanilla, la solidaridad se ha desbordado.

Como les decía, y permitan que lo recalque, nunca he visto ni estrechado la mano de Oscar Rivera López. Pero cada vez que leo algo de él siento que esa experiencia se produce a través de la palabra, de sus propias palabras.

Por eso, quisiera fuera el propio Oscar López Rivera quien se dirija a ustedes a través de su palabra.

¿Quién iba a pensar en 1981 que el diario El Nuevo Día, 32 años después iba a publicar las cartas de aquel hombre que fuera acusado de conspiración sediciosa a su nieta? Se trata de cartas a su nieta Karina, bajo el título “Las Manos en el Cristal”. He aquí algunos fragmentos que he seleccionado para ilustrar la clase de ser humano que permanece tras barrotes.

“Soy un luchador de 70 años. Hace 32 que estoy encarcelado. No voy a abundar en las razones políticas que me condujeron a este encierro, porque otros ya lo han hecho. Sólo quiero reiterar que respeto la vida por encima de todas las cosas, y que no he lastimado ni lastimaré jamás a ningún ser humano”.

“Para cualquier puertorriqueño, vivir lejos del mar es algo casi incomprensible. Es distinto cuando uno sabe que está en libertad de moverse a cualquier parte y de viajar a verlo. No importa que sea gris y frío. Aunque veas el mar en un país lejano, te das cuenta de que recomienza siempre (como dijo un poeta), y que por ese mar pueden pasar los peces que se acercaron a tu tierra, y que llegan de allá trayéndote recuerdos”.

“Sé que algún día pasaré toda una noche en la costa, y esperaré a que despunte el día. Luego quisiera hacer lo mismo en Jayuya, ver la salida del sol sobre la cordillera”.

“Querida Karina. Hace pocas semanas te escribí para felicitarte con motivo del día más grandioso y memorable de tu vida: a tus 22 años, te graduabas de la Universidad de Chicago. Te dije entonces que la vida está llena de retos y, en algunos momentos, de decepciones. Que nunca permitas que nada ni nadie te desaliente, porque tienes la fortaleza para enfrentar y superar cualquier obstáculo”.

“Ahora veo tu éxito universitario como una prolongación de mis aspiraciones. Según sigas adelante en la vida, llena tu corazón con amor, compasión, esperanza y valor. Ámate a ti misma, a tu familia, a tus compañeros y compañeras, a la tierra, al mar, a la libertad y a la justicia, y a todo aquello que represente y haga posible la vida”.

Esas son palabras de un hombre que ama la vida, la libertad, la patria así como también la familia.

En entrevista con el semanario Claridad dijo a Cándida Pérez Coto: “Mucho amor para el pueblo puertorriqueño. Yo estoy listo para lo que venga, siempre voy a estar listo para lo que venga. Si salgo, bien; si no, estoy listo para estar aquí un rato más”.

“Yo puedo ser ciudadano universal, pero mi identidad es una identidad puertorriqueña”, afirmó Oscar López Rivera.

En esas palabras vemos una persona de amor, paz y solidaridad, Precisamente lo que una gran cantidad de guayanillenses han demostrado este domingo. Porque la solidaridad es una extraordinaria muestra de amor.

A la familia de Oscar le ofrecemos un abrazo. A Oscar le estrechamos su mano desde la distancia con la mano de la solidaridad de un pueblo, esperando pronto poder hacerlo físicamente.

Al principio cité las palabras del padre alemán Martin Niemöller. Para terminar los dejo con unos versos que escribió otro alemán, pero este no fue cura, sino poeta y dramaturgo.

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay quienes luchan toda la vida, esos son imprescindibles.” – Bertolt Brecht

32xOscarMuchas gracias por invitarme y desde esta celda simbólica, hasta luego y solidarios siempre.
Rei Millán
29 de septiembre de 2013
32XOscar
Plaza Pública de Guayanilla

Referencias:

http://www.law.cornell.edu/uscode/text/18/part-I/chapter-115

Gibson, Michael T. 1986. “The Supreme Court and Freedom of Expression from 1791 to 1917.” Fordham Law Review 55 (December).

Stone, Geoffrey R. 2005.  Perilous Times: Free Speech in Wartime: From the Sedition Act of 1798 to the War on Terrorism.

Acosta Lespier,, Ivonne. 2008. La Mordaza. Editorial EDIL.

http://www.scn.org/ccapa/pa-vs-const.html

https://www.aclu.org/reform-patriot-act

http://www.elnuevodia.com/quintacartadeoscarlopezriveralahistoriadejibarasoy-1612362.html

Esta entrada fue publicada en Derecho, Desobediencia civil, General, Libertad de Expresión, Política, Puerto Rico. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La solidaridad es una muestra de amor

  1. Extraordinario discurso. Impresionante por demás. La sensibilidad de los puertorriqueños tiene que moverse hacia la solidaridad, a la unión con otros compatriotas, sin importar raza,sexo,credo religioso o político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s