Una hermosa huelga estudiantil

Los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico se mantienen en huelga desde hace 22 días, en reclamo de la eliminación de la Certificación número 98 que posibilita la congelación de las exenciones de matricula a los estudiantes talentosos que en su tiempo libre se dedican al arte, música, drama y deportes. Lógicamente se tienen que oponer, como se debe oponer cualquier persona que vea atacada su dignidad, reputación, ocupación, trabajo, familia y vida.

La misión de la UPR es propiciar la curiosidad intelectual, la capacidad crítica, así como la participación en los procesos de los recintos, pero cuando los estudiantes ponen en práctica todo eso, los obligan a la huelga, los amenazan, los golpean, los acusan y si pueden, tratan de matarlos de hambre con un bloqueo policial parecido al que se mantiene contra Cuba o Palestina.  La derecha siempre golpea a traición y con las patas vestidas con botas militares.

Las sociedades se construyen con estudio y trabajo, por eso son vitales los estudiantes y los trabajadores. Y cuando los estudiantes se convierten en intelectuales y los trabajadores en dirigentes, es que las sociedades se convierten en naciones.

No puedo creer que los militantes del partido de gobierno, especialmente los estudiantes y trabajadores, respalden ciegamente políticas y decisiones que los afectan irremediablemente, como si hubiesen alquilado su cabeza y su corazón por un plato de comida para llenar un estómago vacío. Eso es repugnante.

En estos días se habla de mayoría silente. Claro, es fácil ser de mayorías, es decir, dejarse llevar por la corriente, no pensar y quedarse callado viendo como destruyen los derechos laborales, como despiden miles de trabajadores gubernamentales bajo el argumento de que es peor en el sector privado y no hay el mismo clamor.

Cada cual debe tomar su postura ideológica de acuerdo con sus intereses de clase. Obviamente los poderosos, aunque no se miren, siempre están unidos, y por eso compran gobiernos, legislaturas, tribunales, publicidad y todo lo que tenga precio. Esa es su naturaleza, mientras los que no tienen poder solo les queda es la resistencia, el estudio y el  combate.

Cuando se ve la educación como un gasto se piensa que educarse es en privilegio, pero cuando se le mira como una inversión entonces se le piensa como un derecho. Las universidades no pueden convertirse en centros de adiestramiento laboral, una factoría de diplomas, un negocio de apariencias. Por eso, celebro el disidente genuino y repudio al disidente profesional. Democracia sin consentimiento informado es tiranía por desinformación.

¿Por qué la gerencia universitaria se niega a reunirse con los estudiantes a dialogar de verdad en vez de imponer su mollero? ¿Por qué se niegan a abrir los libros para que los estudiantes? ¿Por qué han declarado un estado de sitio en la universidad? ¿Por qué los administradores no renuncian a las tarjetas de crédito, autos oficiales, salarios de lujo y beneficios excesivos?

Cuando se suma alojamiento, alimentación, transportación, libros y materiales, cada estudiante tiene que buscar un promedio de $ 13,000 dólares. La beca solo alcanza para $ 5,000. Los padres tienen que buscar $ 8,000 adicionales a la beca o el estudiante tiene que trabajar para poder costear todo eso. Si le quitan las exenciones a estudiantes talentosos de arte, música, drama y deportes, prácticamente le tronchan su futuro para convertirlos en meros empleados de la supervivencia. El gobernador y sus amigos no pueden entender eso porque los que estudian en el Colegio Marista o la Universidad de Georgetown, nuca podrán entender eso.

Lamentablemente, nos encontramos en un estado de involución irremediable, que no sorprende, porque es el resultado lógico de la inferioridad intelectual de dirigentes políticos que ejercen el despropósito como ideología.

Por eso me quito el sombrero ante todos los estudiantes, pero en especial por los que están a punto de graduarse y ratificaron la huelga en defensa de los que se quedan. Eso es valor y sacrificio. Los estudiantes han sabido llevar su lucha dignamente y a pesar de que el poder judicial responde a intereses político partidistas y de clase, han ganado todas las batallas. Esta ha sido la huelga más hermosa que se ha podido llevar a cabo en Puerto Rico y eso no lo perdonan los administradores de turno. !Que vivan los estudiantes!

Esta entrada fue publicada en Administración Pública, Derecho, Desobediencia civil, Filosofía, General, Libertad de Expresión, Libertad de Prensa, Mea Culpa, Pedagogía, Periodismo, Política, Psicología, Puerto Rico. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una hermosa huelga estudiantil

  1. Riggin Dapena dijo:

    Es muy posible que nunca antes haya habido una razón y causa más lógica, solidaria y creadora de conciencia social unificadora que esta que ha causado la huelga estudiantil. Lo que se ha hecho evidente es la reacción de los servidores y cipayos de los invasores y colonizadores ante el respaldo que los estudiantes Puertorriqueños le dan a todo aquello que significa creatividad, basamento y estructuración nacional. Puede que de ese movimiento surja lo que tanto necesita Puerto Rico, una siembra global del sentimiento Puertorriqueñista que comience a dar frutos en las conciencias y pensamientos del Pueblo Puertorriqueño y nos lleve a levantar nuestros esfuerzos y luchas en favor de comenzar a ser lo que somos: Una Orgullosa Nación Puertorriqueña, ama y dueña de su vida nacional y parte del concurso universal de Pueblos/Naciones/Paises. Riggín Dapena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s