El mejor locutor del mundo

No es en las grandes ciudades donde podemos encontrar fenómenos del arte, la música y la literatura. Esto también se puede aplicar al periodismo, ya sea impreso, radiofónico o televisivo, y en estos días electrónico. Generalmente es en pueblos, municipios o provincias que encontramos gente especial. Claro, si no sale en televisión no existe. Por eso quiero hacer homenaje hoy a uno de los mejores locutores de noticias, para mí gusto, es el mejor del mundo: Ramón Guzmán.

Y no me refiero al muchacho del Bronx que fuera Linebacker de los Colts de Indianápolis que leva su mismo nombre y que ahora juega en Canadá,  sino al hijo de un amigo de mi padre, que escuche dar las noticias en la emisora WPAB de Ponce desde mediados de la década de los 80 hasta principios de siglo XXI. Hace tiempo no se de él, me dijeron que vivía en Pensilvana. Hace tres años lo vi en la oficina del servicio postal de Guayanilla, su vista estaba corta, y sus pasos eran serenos. Caminaba con su mano derecha sobre el hombro izquierdo de su esposa.

Los que visten la página de la emisora WPAB de Ponce encontrarán la siguiente información sobre Ramón. “Comenzó realizando labores como disc jockey en WPPC Radio Felicidad en Peñuelas para el año 1978. Estando allí, Ramón inicia su carrera como locutor de noticias que luego continuó en WPAB al trasladarse en 1980. Cuatro años después dirigió el departamento de noticias de la emisora KXYZ en la ciudad de Houston. Regresa en marzo de 1988 como director de noticias de WEUC FM donde permanece hasta 1990 cuando comienza a trabajar con Noti Uno como locutor de noticias. Desde 1994 hasta el presente Ramón es nuestro locutor ancla de noticias que produce el  Informativo del Mediodía”.

Al leer esos datos que publica WPAB, recuerdo que su voz potente retumbaba en su frondoso bigote como un huracán que azotaba una casa de madera y zinc, se expandía furiosa pero elegantemente a través de los micrófonos de la emisora mientras técnicos, reporteros y editores escuchaban como si se tratara del público en un concierto de Pavarotti. Ramón podía leer una noticia aunque se la quitaran de las manos y hasta le prendieran fuego, porque siempre su vista le llevaba un párrafo de ventaja a su voz.  De hecho, una vez fui testigo de cómo, en un compendio de noticias durante el programa de Jeannette Blasini, Ramón completó la lectura de una noticia a pesar de que uno de los técnicos, acostumbrados a retarlo, le prendió fuego al papel donde estaba la noticia que en ese momento leía. Y pudo hacerlo, precisamente, porque se había memorizado el texto, algo que hoy difícilmente pudiera hacer un locutor de noticias – flojos por cierto- sin el debido entrenamiento intelectual y compromiso con sus oyentes.

Ramón, que se ha retirado debido a que el instrumento más importante que acompaña su voz, se ha nublado, y es que su visión ha mermado a tal punto de que no puede leer con la habilidad que le caracterizaba ni con la agilidad que amerita la enorme responsabilidad de transmitir con tonos, registros y matices, la noticia que escriben sus editores y reporteros. Pero Ramón no solo era un gran locutor, también redactaba titulares con una agilidad impresionante y siempre con precisión, concisión y veracidad. Fueron cientos las veces que al concluir un reportaje en directo  ya tenía el titular escrito. Y lo hacía a lápiz, en el papel en blanco del libreto del segmento de noticias o en el espacio en blanco que siempre quedaba en la hoja de los titulares. Hoy, cuando escucho a locutores de noticias perderse en sus lecturas y tratar de improvisar, recuerdo a Ramón, quién no le fallaba la noticia porque para improvisar hay que estar preparado.

Ramón, leía todas las semanas un resumen de las noticias más importantes tanto del ámbito local como del internacional, y presentaba para WPAB los programas producidos por la Oficina de Comunicaciones de las Naciones Unidas o Radio Exterior de España. La radio fue su universidad, como lo ha sido para muchos de nosotros, que aunque hemos acumulado las horas suficientes y pasado los exámenes pertinentes para lucir un diploma, no tendremos nunca el tiempo que invirtió Ramón en importantes lecturas que hoy forman parte de la historia.

Para un locutor la vista es más importante que la voz, porque aunque tenga un vozarrón de trueno que estremezca las paredes del estudio de grabación o la cabina de noticias, si no logra ver y entender lo que debe transmitir a su público no solo le habrá fallado al radioyente sino a él mismo. Ramón nunca falló, cuando improvisó lo hizo porque estaba informado, porque sabía lo que hacía y cuál era su responsabilidad. No tengo dudas, aunque jubilado, sigue siendo el mejor locutor de noticias del mundo.

Esta entrada fue publicada en Derecho, General, Libertad de Expresión, Libertad de Prensa, Mea Culpa, Periodismo, Puerto Rico, Radio. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El mejor locutor del mundo

  1. Ramon Guzman, orgullo guayanillense, un gran locutor, mejor ser humano.

  2. Gary Gutiérrez dijo:

    Respetos a la excelencia… Respetos al maestro.

  3. Jossie Tizol dijo:

    De los buenos… ” EL MEJOR”. Algo dificil hacia este maestro; leia las noticias por la parte de atras del papel , eso no me lo contaron , yo lo vi. Moncho nuestros respetos y aprecios de siempre, Dios te bendiga.

  4. Rei Millán dijo:

    Jossie, eso que recuerdas lo viví en WPAB y WEUC. Gracias por ese dato que había olvidado. También podíamos tapar la noticia con una mano y no perdía el hilo. El maestro tenía uno o dos párrafos en su memoria.

  5. Erika Guzmán dijo:

    Al leer mi apellido se lo imaginarán, y sí; el mejor locutor del mundo es mi papá…
    Conozco a pocas personas que amen y respeten tanto su profesión como mi papá. Hoy en día cualquiera que sabe leer y habla frente a un micrófono se hace llamar locutor, pero les aseguro que para papi era muy importante hacer su trabajo con excelencia, y siempre dando la milla extra. Siempre recuerdo que a la gente le impresionaba su buena memoria. ¡El es una libreta de teléfonos ambulante! Todavía lo es.
    Permítanme decirles que actualmente está viviendo en Puerto Rico y realizando una nueva tarea que le fascina: la de ser abuelo.
    De parte de mi papá, mi mamá, mis 3 hermanos y de toda la Familia Guzmán agradezco inmensamente que se hayan tomado el tiempo para escribir tan lindas palabras acerca de papi.
    La Biblia dice: “Dar a Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar” así que estoy de acuerdo… Ramón Guzmán merece llevar el título de “EL MEJOR LOCUTOR DEL MUNDO”…

  6. Noel Guzman dijo:

    Gracias al senor Millan por esas palabras de elogio para el mejor locutor del mundo Pues el es mi hermano. Recuerdo algo de la juventud que cuando estaba en la escuela superior al terminar de relatarle algo a la maestra mi hermano Ramon la maestra exclamo con gran admiracion ! Pero Que Voz! Mi hemanito que Dios te bendiga A ti Ya tu linda familia . Noel Iris y Mita. Rei yo me recuerdo de tu papa era bien amigo de mi papa desde que eran muchachos alla en el barrio Rancheras de Yauco. El visitaba a mi papa alla en los Indios de Guayanilla.

  7. Jose Daniel Echevarria dijo:

    Que inmensa alegria leer estas lineas de otro ser humano de calidad y excelencia Rei Millan. Me parece haberme trasladado a aquellos tiempos con las anecdotas de un tremendo amigo Ramon Moncho Guzman. De quien aprendi muchas cosas, pues me enseno a editar los famosos beeper de Penchi, redactar y preparar los noticieros. Gracias Rei por estas hermosas lineas de el MEJOR LOCUTOR DEL MUNDO. Dios lo bendiga siempre donde quiera que se encuentre, al igual que su familia!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s