Utopías

Frank Delgado, es un cantante que cuestiona y lo hace dentro de la revolución, lo que tiene gran peso porque no son de los que están en Miami , comiendo sin dejar comer. De acuerdo con la página http://gentetrovacub.ning.com/, Delgado nacío en Minas de Matahambre, Pinar del Río, el 19 de octubre de 1960. Es graduado de Ingeniería Hidráulica en el I.S.P.J.A.E. Se inicia formalmente en el Movimiento de la Nueva Trova en julio de 1979 y se vincula con trovadores de su generación como Santiago Feliú, Carlos Varela y Gerardo Alfonso.

Sigue viviendo en la casa de sus padres a los 42 años y no le han dado auto o las facilidades que reciben los cantantes complacientes con los 44 años de revolución. “Yo no sé cómo se hace un país pero sí se cómo no se hace.

Por su parte, Alejandro Santiago, es uno de los mejores interpretes de la Nueva Trova. Con una voz que se asemeja a la de su compatriota y tocayo Alejandro Filio, se encarga de mejorar las versiones de cualquier canción que llegue a sus manos y hasta es capaz de hacernos olvidar o dejar en segundo lugar, la primera versión de la canción que hayamos escuchado por sus propios cantautores. Escuchemos esta pieza, difícil desde el punto de vista vocal así como de a ejecución de la guitarra., pero bueno, se trata de la composición de un ingeniero hidráulico que se dedicó a trovar.

Utopías

(Frank Delgado)

Ella dice que me ama aunque no quiere que
yo sea el único hombre que duerma en su cama.
Y yo me trago el inmenso dolor
de no ser exclusivo en su alma.
Cuando yo tomo su mano en la calle
no me importa que hable de Bosnia o Timor Oriental
ni que sea terrorista
y se empeñe en hablarme en su lengua natal.

Ay, amor, amor, ya yo he aprendido
a no hacerme tu marido
y aunque ni pueda ser tu novio quiero tu amor a trois
y llévame por la izquierda en este temporal.
Ay, amor, amor, si no eres mía
al menos dame utopías,
pásame tus causas perdidas y como algo vital
sálvame de vez en cuando de mi soledad.

Aunque seas tan solidaria, tan sindicalista
yo te seguiré en tu activismo ancestral
a esas manifestaciones
y te ayudaré a empapelar la ciudad.
Aunque seas tan feminista y te gusten las chicas
nada va a impedirme que te pueda amar
y hasta prometo aprender de memoria
el libro de Simone de Beauvoir.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s